Test de intolerancias alimentarias

Con sólo una gota de sangre podemos conocer a qué alimentos somos sensibles, pudiendo ser la causa de:

  • SOBREPESO
  • RETENCIÓN DE LÍQUIDOS
  • MALAS DIGESTIONES
  • FLATULENCIA
  • ESTREÑIMIENTO
  • HINCHAZÓN DEL ABDOMEN
  • DOLORES DE CABEZA
  • RINITIS
  • ETC…

El test mide si se forman, o no, Anticuerpos IgG para cada alimento que se analiza. En caso de salir positivo a un alimento, significa que debemos de evitarlo durante un determinado espacio de tiempo.

En caso de repetir a los 2 meses un nuevo test, si vuelve a dar positivo el mismo alimento, podremos decir que tenemos una intolerancia permanente a ese alimento. Pero si el resultado es negativo, significará que esa intolerancia ha desaparecido.

Es por eso, por lo que es conveniente realizar el test en dos ocasiones.