Test de minerales, oligoelementos y metales pesados

¿Te encuentras mal y no sabes por qué?

En ciertos momentos de nuestra vida podemos encontrarnos con síntomas diversos, o nos diagnostican de alguna patología que intentamos tratar, pero siguen apareciendo esos síntomas y no conseguimos eliminarlos del todo por mucho que sigamos al pie de la letra las indicaciones terapéuticas oportunas.

Nos preguntamos a qué son debidos pero no damos con la respuesta.

Algunos de esos síntomas (aunque existen muchísimos más) podrían ser:

Debilidad, desánimo, nerviosismo, cansancio físico, alteraciones de la piel, problemas digestivos, somnolencia, insomnio, pérdida o exceso de apetito, infertilidad, alergias, retraso en el crecimiento, alteraciones de las uñas…

Los tóxicos que nos rodean son incorporados a nuestro organismo desde la piel, el aire, agua, aditivos alimenticios, plásticos, conservantes químicos, vacunas , xenobióticos, endo y exotoxinas y un largo etcétera. Y entre los síntomas que aparecen son , entre otros, los citados anteriormente. Cuando los sistemas de desintoxicación están dañados y el nivel de tóxico agresivo excede de un nivel “normal“ ( este nivel lo impone cada organismo ), el organismo se daña y es incapaz de eliminarlos.

Además, estas toxinas naturales y artificiales, se encargan de bloquear procesos metabólicos y la absorción de minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales que a su vez podrían ayudar en la desintoxicación . De tal manera que nos introduce en un bucle perverso de intoxicación.
Es el nivel de intoxicación el que define la patología o disfunción, severa o no, implicada en muchos problemas.

Nuestra salud depende en gran medida de la salud de nuestras células. El cuerpo humano de una persona adulta se compone de 100.000 millones de células.
Cada una de ellas es un centro de energía en el que cada microsegundo se desarrollan infinidad de procesos fisicoquímicos: filtrar, emulsionar, absorber, recepcionar nutrien­tes, transformar energía, eliminar desechos, etc.
En todos estos procesos los oligoelementos son indispen­sables para llevar a cabo estas reacciones bioquímicas necesarias para nuestra salud.
Los oligoelementos considerados esenciales están pre­sentes en el organismo en gran cantidad como el calcio, el potasio, el magnesio… otros en pequeña cantidad como el cromo, el selenio, el azufre… Existen también los oligo­elementos considerados tóxicos que pueden acumularse en el organismo como el plomo, el mercurio, el aluminio, el cadmio, el níquel, etc.

El nuevo sistema que tenemos en nuestra consulta es una gran novedad que está revolucionando la obtención del Mineralograma (Minerales/Oligoelementos y Metales Pesados).

El equipo utiliza una tecnología punta como es la Espectrofotometría al servicio de la salud.oligoScan

La espectrofotometría se utiliza en muchos campos: la química, la farmacia, medio ambiente, alimentación, biología, médico / clínico, industrial y otros. En las aplicaciones clínicas, la espectrofotometría se usa para examinar la sangre o los tejidos para el diagnóstico clínico.

Este test permite evaluar en pocos minutos la carga de Metales Pesados, sus reservas y la cantidad de Oligoelementos y Minerales disponibles para los procesos celulares. Eso constituye en la práctica nutricional una suma de informaciones considerables, lo que nos permite elaborar una estrategia naturopática más precisa y eficaz; siendo igualmente un sistema de prevención que permite equilibrar las disfunciones antes de su aparición física.

Gracias al desarrollo de este equipo eso ya es posible en unos instantes, en la propia consulta y a un precio muy competitivo. Pregúntanos.